DEPILACIÓN DEFINITIVA

 

¿Qué es la DEPILACIÓN definitiva?

La DEPILACIÓN definitiva consiste en eliminar los vellos de una zona de manera definitiva. Para lograr estos resultados se usan equipos que combinan luz pulsada y láser. Estos actúan mediante descargas de energía destruyendo el folículo piloso.

Para lograr estos resultados, son necesarias entre 5 y 10 sesiones aproximadamente y se realiza cada sesión  después de 4 a 6 semanas.  

La duración del tratamiento depende del color y grosor del vello y del color de la piel. Vellos más gruesos, más negros y piel más blanca, responden más rápido.

 

Este tratamiento además estimula el colágeno y la elastina, logrando así mejorar la apariencia, textura, y elasticidad de la piel.